Chuschi, guardianes del agua

Desde enero del 2019, un equipo de investigadores delprograma Agua-Andes del Centro de Competencias del Agua (CCA) está desarrollando estudios en la zona junto a los pobladores de la comunidad. Los campesinos han conservado estos lugares, aprovechando el agua para sus familias y para el pastoreo de sus animales, sin causar daño o impacto en ellos.

“El objetivo es unir la evidencia científica con el conocimiento que maneja la comunidad sobre sus ecosistemas y pastizales para poder saber cuánta agua retienen estos ecosistemas que actúan como una esponja”, explica Bram Willens, director del CCA y jefe del proyecto.

Esta zona es la mayor tributaria de agua del Sistema Hidráulico Cachi, que recoge el agua altoandina en las bocatomas de Chicllarazu, Apacheta, y Choccoro y las lleva hasta la represa de Cuchoquesera. De ahí se reparte el agua para la ciudad de Huamanga -200 mil personas- y para más de 7 mil hectáreas de cultivo en otras regiones de Ayacucho. El 50% de toda esa agua, procede de aquí, donde estamos caminando. Los comuneros de Chuschi son los guardianes del agua que toman.